Sacerdote propõe “levante armado” contra a educação sexual

Sacerdote llama a “levantarse en armas” a causa de la educación sexual
La Iglesia Católica, esa que llama por la libertad de culto donde es minoría pero ataca y censura donde es mayoría, mostró nuevamente su carácter inquisidor en la ciudad de Malargüe, Argentina. Y lo hizo de la mano del sacerdote Jorge Gómez (alías “padre Pato) quien hizo de nuevo gala de su celo censurador.

Sacerdote 1

El pasado 30 de junio se realizó una jornada de educación sexual para los estudiantes de secundaria de la ciudad, que incluyó información sobre el preservativo. Para el sacerdote argentino esta jornada fue una gran afrenta a la fe católica y durante el acto oficial por el Día de la Independencia hizo un llamado a defender a las familias, incluso, recurriendo al levantamiento armado.
Según explicó el clérigo “Usaron penes de madera para que le pongan el preservativo, aquí, todos los (alumnos) secundarios de nuestras escuelas. ¿Eso es educación sexual?”, se preguntó indignado el sacerdote. Y enseguida espetó: “Eso es una ofensa a Dios, y tenemos que levantarnos en armas para defender nuestras familias”.

Al parecer el Dios ofendido por una clase de uso del condón, no puede usar su omnipotencia para revelar su ira y debe recurrir a sus sacerdotes para que pidan al pueblo que usen las armas contra los educadores sexuales.

Según informó el diario Los Andes, a pesar de la airosa queja del padre Pato Las jornadas “fueron un éxito por varias razones: era la primera vez que se podían hacer en Malargüe” desde que se creó el programa, “asistieron casi 300 jóvenes acompañados de sus docentes y los chicos pudieron hablar libremente de la temática”. Afirmó la docente Carolina Sandmeier.

La docente explicó que abordaron “todos los métodos anticonceptivos, cómo prevenir el embarazo adolescente y al final las capacitadoras le enseñaron a los chicos cómo se coloca un preservativo”, para lo que se valieron de “unas maquetas que son unos penes de madera. Es un tema natural y necesario para los chicos de las escuelas secundarias, a quienes van dirigidas estas jornadas”, afirmó.

sacerdote 2

La docente dijo que “el problema es que la Iglesia católica alzó su voz en contra: primero hicieron hablar a los adolescentes de una escuela religiosa, luego mandaron a su gente a presionar al Concejo Deliberante y quieren pedir la banca del ciudadano, dijeron que se incitaba a la sexualidad”.

El historial de frases desde la caverna e incidentes polémicos del “padre Pato” no son pocos. En el año 2011 el sacerdote Pato interrumpió un acto cultural del grupo coral Lutherieces. En ese momento el grupo se encontraban interpretando la pieza “Educación Sexual Moderna”, de Les Luthiers, pero nunca pudo concluirla. En medio de la presentación, el sacerdote se subió al escenario, le quitó el micrófono a uno de los integrantes y les exigió que cambiara su número porque atacaba “a su castidad”, añadiendo que “aquí somos católicos”

Poco después el sacerdote se defendió de las críticas favoreciendo la censura con las siguientes palabras: “La violación de la fe es peor que un delito, si una sociedad empieza a reírse de la fe, esa sociedad ya está destruida. La violación de la fe es diez mil veces peor que la violación de una hija”.

Así pues, el sacerdote que ve más grave reírse de las supersticiones católicas que violar a una niña, ahora llama a atacar con las armas a quienes hablan de educación sexual a los jóvenes.

sacerdote 3

Fonte: Blog Sin Dioses
Por Ferney Yesyd Rodríguez
Textos correlatos:
As discriminações e o desrespeito aos direitos humanos devem ser prevenidos e definidos como doença
Escolas chinesas querem debater sexo, igualdade de gênero, abuso e homossexualidade. No Brasil, quem não quer?
Discriminação, Saúde Mental e a Igreja Católica
Diretora de escola é suspensa para ser investigada por “violação da laicidade”
Pastores com discurso discriminatório querem explicar a biologia humana a partir da Biblia como se esta fosse um livro científico
Religião e laicidade: discriminação e violência.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *